4 tips para la recuperación de aumento de senos

Publicado en: Consejos, Noticias | 0

La recuperación de aumento de senos es rápida y suave. La mayoría de las personas regresan a sus trabajos y rutinas normales en unos 3 a 5 días. De todas maneras, la recuperación depende de algunos factores, como quererte y cuidarte a ti misma durante los primeros días. Tienes que acordarte de estos 4 tips para recuperarte rápidamente luego de este procedimiento.

Busca a alguien que te ayude

Esta recuperación no es extremadamente difícil pero sí es una cirugía que se hace bajo anestesia y sedación. Por esta razón, durante los primeros días estarás cansada y adolorida. En las siguientes semanas, no deberías cargar cosas pesadas, esto implica no cargar bebés o niños de menos de 20 libras porque agacharse y cargarlos puede provocar dolor y molestias. No deberías manejar luego de la cirugía, así que sería mejor que alguien te espere durante la cirugía y te lleve a tu casa al salir. También tendrás que tomar medicamentos para el dolor por unos días y no deberías manejar durante esos días. Por lo menos, te recomendamos pedir ayuda en las primeras 24 a 72 horas.

Compra el medicamento para el dolor un día antes

Es común experimentar dolor moderado inmediatamente después de la cirugía. Algunas mujeres sienten presión a lo largo el pecho. El doctor te recetará medicamento para el dolor por unos días para que te sientas mejor y más cómoda. Sigue las instrucciones del doctor para no tomarte más del medicamento que él o ella te recetó. Lo mejor es comprar las medicinas un día antes para cuando llegues a tu casa, las tengas a la mano.

Descansa y duerme mínimo 8 horas

Descansar suficiente un día antes de la cirugía es muy importante. Algunas personas no pueden dormir por nervios o porque no han terminado de hacer sus tareas. Pero es importante relajarse y descansar bien para que tu cuerpo esté preparado y la recuperación sea más fácil. Luego de la cirugía, también es importante descansar. Compra un libro, revistas o mira películas pero trata de no moverte y estar en una posición cómoda. Lo mejor es caminar lentamente, no hacer mucho esfuerzo y dormir profundamente. ¡Ten muchas almohadas cerca de ti!

Come sano y toma agua

Antes de tu cirugía, llena tu cocina con comidas fáciles de preparar y ten mucha agua. Puede ser que el primer día post-operatorio no tengas mucha hambre, por lo que sugerimos que prepares una sopa o algo suave para el estómago un día antes de la cirugía para que tengas algo de comer preparado cuando llegues a tu casa. Toma bastante agua y ten comida nutritiva para que llenes tu cuerpo de energía y fuerza durante esa semana. ¡Hidrata tu cuerpo!

Información obtenida de ASPS