Sea por el paso del tiempo, gran pérdida de peso o los embarazos (en caso de ser mujer), hay personas que notan flacidez de la musculatura abdominal y por esa razón hay exceso de piel en el abdomen. Muchas veces luego del embarazo o gran pérdida de peso, ya no existe una solución de deshacerse de esa piel sobrante ni con ejercicio ni con dieta; por esto muchos hombres y mujeres toman la decisión de eliminar esa piel extra mediante la Abdominoplastia.

En esta cirugía se cierran los músculos abdominales, se eliminan la grasa y la piel sobrante. Como resultado se consigue un vientre terso y plano, y una cintura más pequeña. La forma, longitud y emplazamiento de la cicatriz dependerá de la delgadez del contorno.

La cirugía se llevará a cabo en un quirófano con anestesia general. Esto mantiene dormido y libre de dolor al paciente durante el procedimiento. La cirugía demora de 2 a 6 horas.

Después de que a usted le apliquen la anestesia, el Dr. Preuss hace un corte (incisión) a través del abdomen para abrir la zona. Esta incisión estará exactamente por encima del área púbica.

El cirujano extrae el tejido graso y la piel suelta de las secciones medias y bajas del abdomen para hacerlas más firmes y más planas. En las cirugías extensas, el cirujano también retira el exceso de piel y de grasa (llantas) de los lados del abdomen. Igualmente, se pueden fortalecer los músculos abdominales.

El cirujano cierra la incisión con suturas (puntos). Se pueden introducir pequeños tubos planos llamados drenajes para dejar que el líquido escurra fuera de la incisión. Estos se retirarán posteriormente.

Se colocará un apósito (vendaje) elástico y firme sobre el abdomen. La persona puede regresar a su vida cotidiana una semana después del procedimiento aproximadamente.