Cirujanos españoles reconstruyen la vagina de una paciente a partir de su intestino

Publicado en: Noticias | 0

El servicio de Cirugía Plástica y Reconstructiva del Hospital Universitario de La Ribera, en Alzira (Valencia), ha reconstruido la vagina de una mujer de 54 años a partir de tejido de la segunda porción del intestino delgado, región conocido como yeyuno. La mujer presentaba desde hacía dos años una estrechez vaginal por una fibrosis de origen desconocidoSegún ha informado el hospital en un comunicado, la paciente, que fue intervenida con éxito hace varias semanas, acudió al servicio de Cirugía remitida por el de Ginecología ya que presentaba desde hacía dos años una estrechez vaginal por una fibrosis (desarrollo en exceso de tejido fibroso) de origen desconocido.

El doctor Giovanni Bistoni, del servicio de Cirugía Plástica y Reconstructiva y coordinador de la intervención, ha manifestado que era un “caso complejo, ya que la vagina de la paciente medía un solo centímetro de diámetro por dos centímetros de profundidad”, muy inferiores a las medidas que se consideran “normales”. Según las declaraciones del doctor, esta anomalía “le impedía mantener relaciones sexuales con su pareja, con la consiguiente pérdida de calidad de vida y autoestima para la mujer”. La escasa literatura médica en este ámbito, excepto algún caso similar en Turquía y de China, “ha dificultado aún más la resolución de este caso, convirtiéndolo en un reto”, según el doctor, quien ha añadido que, tras estudiar el caso, decidieron realizar “una vagina nueva a partir de la ya existente”.

Una intervención de 10 horas

Se trata de una especializada técnica de microcirugía que ha permitido solucionar el problema “en una única intervención, sin apenas dejar a la paciente cicatrices evidentes”, afirma el doctor.  La intervención, que tuvo una duración de 10 horas, requirió el concurso de un equipo multidisciplinar de cirujanos plásticos, ginecólogos y cirujanos generales y digestivos del centro hospitalario. Durante la operación se extrajo el útero de la paciente por la constricción que realizaba de la vagina y se extrajeron 15 centímetros del yeyuno de la mujer, con sus correspondientes vasos arteriales y venosos, que sirvió para ampliar el diámetro de la vagina. El tejido se acopló en la parte posterior de la misma y unió la arteria y venas yeyunales del colgajo con la arteria y vena que pasan por la ingle y nutren el abdomen para garantizar su supervivencia. “De esta forma, se ha conseguido ensanchar y alargar la vagina de la mujer, que ahora mide 3 centímetros de diámetro y 14,5 centímetros de longitud y presenta una apariencia estética natural”, ha afirmado el doctor, quien ha añadido que la paciente podrá realizar “una vida normal, sin problemas de carácter digestivo o sexual”

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2221902/0/cirujanos-espanoles/reconstruyen-vagina/con-intestino-delgado/#xtor=AD-15&xts=467263

¿A qué ritmo envejecemos?

Publicado en: Consejos | 0

Un reciente estudio, según el cual el proceso del envejecimiento puede comenzar a edades muy tempranas, ha llegado a la conclusión de que cada organismo envejece a un ritmo distinto. El estudio calculó el ritmo de envejecimiento de 954 hombres y mujeres recurriendo a varios patrones que dictan la salud de un organismo con una edad cronológica de 26, 32 y 38 años. Al analizar cómo cambiaron estos patrones con el tiempo, los investigadores fueron capaces de comprobar quién envejecía a un ritmo más rápido y más lento de lo normal. El objetivo de la investigación es poder detectar los síntomas del envejecimiento prematuro antes de que se manifieste años o décadas después en enfermedades crónicas como dolencias cardiovasculares, diabetes o un deterioro de las funciones renales o pulmonares.

“Para intentar retrasar el envejecimiento es necesario estudiar el caso cuando la persona todavía es joven”, según el estudio, publicado hace dos semanas en la página web de la Academia Nacional de Ciencias de EEUU. Además, según el estudio, poder medir el envejecimiento en personas jóvenes permitiría a los científicos comprobar la eficacia de las terapias para luchar contra la edad, como las dietas bajas en calorías. Para evaluar el ritmo del envejecimiento biológico, los investigadores utilizaron 18 biomarcadores distintos. ”Entre estos, hubo unos comunes como el nivel del colesterol y la presión arterial y otros más complejos como los telómeros, que son las tapas protectoras en los extremos de los cromosomas que afectan a la rapidez con que las células envejecen.

La mayoría de los individuos que participaron en el estudio envejecieron un año biológico por año cronológico. Otros, en cambio, envejecieron tres años por cada año biológico, mientras que un tercer grupo no envejeció en absoluto durante el tiempo que duró el estudio. Utilizando un subconjunto de biomarcadores, los investigadores calcularon que, teniendo la misma edad, 38 años, las edades de los participantes oscilaba entre los 28 y los 61 años. Aunque este tipo de estudios se han realizado en otras ocasiones, los participantes eran por lo general personas más maduras que ya habían desarrollado alguna enfermedad. “Esto hace que resulte más difícil detectar el mecanismo de deterioro porque es difícil distinguir el proceso si está relacionado con una enfermedad”, opina Daniel Belsky, principal autor del nuevo estudio y profesor de Medicina de la Duke University School of Medicine. “Es cierto que a veces es demasiado tarde para algunos de estos pacientes, sobre todo si han superado los 50 años”, opina. Para el estudio, Belsky y su equipo recurrieron a un numeroso grupo de jóvenes, todos nacidos en 1972 o 1973, y cuyos biomarcadores se registraron durante un largo periodo de tiempo.

Los investigadores miden los patrones de salud y los comportamientos desde el nacimiento hasta la muerte. El equipo que elaboró el estudio tuvo que presentar un conjunto de biomarcadores que, en su opinión, reflejaba con más precisión el proceso de envejecimiento. Los expertos en la material aseguran que no existe un medidor clínico común que indique la edad biológica. Los 18 biomarcadores que utilizó el equipo registraron el funcionamiento de órganos vitales, el sistema inmunológico, el metabolismo y la salud dental, entre otros. Los resultados se contrastaron con los de otras pruebas efectuadas a personas de edad avanzada en las que se evaluó el envejecimiento en funciones como el equilibrio, la coordinación y las capacidades cognitivas. Los participantes que mostraron un envejecimiento acelerado en las pruebas de los biomarcadores también lo mostraron en otras pruebas. Belsky espera que las fórmulas de biomarcadores utilizadas por el equipo acaben siendo útiles en ensayos clínicos posteriores. “Ahora tendremos que aumentar la precisión de estos medidores”, asegura Belsky.

Nir Barzilai, director del Instituto de Investigación del Envejecimiento Albert Einstein College of Medicine de Nueva York, aseguró que es muy importante contar con la combinación adecuada de biomarcadores para evaluar el envejecimiento, de cara a que los expertos detecten el deterioro a tiempo, sobre todo cuando se diagnostica una enfermedad crónica. En opinión de Barzilai, los test también podrían suponer un importante ahorro sanitario. “Si una persona tiene 60 años y en las pruebas se detecta que su edad biológica es 50, es probable que no necesite una colonoscopia ni una mamografía todos los años”, opina.

El doctor Belsky también explicó que los investigadores esperan detectar las diferencias sobre el ritmo al que envejecen las personas estudiando su genética, el entorno en el que viven y sus hábitos y estilo de vida.

Según anteriores estudios, aproximadamente el 20% del envejecimiento se puede atribuir a factores genéticos, por lo que hay muchos otros factores de los que afectan al proceso de envejecimiento que pueden modificarse. Medir el ritmo de deterioro en los más jóvenes puede ser útil para estudiar los efectos de la dieta y el ejercicio, opina James Kirkland, director de la unidad antienvejecimiento de la Mayo Clinic, en Rochester, Minnesota.

El ritmo al que caminan las personas mayores también se considera uno de los indicadores más útiles a la hora de determinar su salud en el futuro, opinan los expertos. El ejercicio nos puede ayudar a caminar a un ritmo más rápido y la fuerza y el equilibrio también se pueden mejorar con entrenamiento. Prácticas como el yoga y el tai-chi también mejoran el equilibrio. Uno de los mensajes clave es que, lo que nos ocurre al final de nuestras vidas tiene su origen al principio y que todo lo que invirtamos en nuestra salud a partir de los 40 años nos beneficiará cuando vayamos cumpliendo años.

Fuente: http://www.seme.org/index.php
Imagen: http://www.kostleige.com/2013/06/11/la-vejez-puede-ser-una-etapa-para-redescubrir-la-vida/#.VdzdGOlbRFI

El dolor de espalda, la causa detrás de las intervenciones de reducción de mamas

Publicado en: Consejos, Noticias | 0

El dolor de espalda postural es la causa detrás de la mayoría de las intervenciones de reducción de mamas en España, más que la influencia de algunas celebridades o de las tendencias de moda, si bien dicha influencia ha contribuido en los últimos años a que las mujeres con un pecho considerado “pequeño” según los cánones estéticos predominantes lo asuman con naturalidad.

Es el análisis de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) respecto a un tipo de operación al que se someten 1 de cada 20 españolas que recurren a la cirugía plástica. En concreto, la reducción de mamas es la octava intervención estética más demanda por las mujeres en nuestro país, con un 4,8% del total, casi al mismo nivel que la rinoplastia (con un 5,7%) y por encima de una intervención tan conocida como el lifting facial (3%).

 

El Dr. César Casado, secretario general de la SECPRE, explica que, “frente a la creencia habitual de que el dolor de espalda de las mujeres con el pecho grande se debe al peso de éste, el motivo principal hay que buscarlo en las medidas posturales que adoptan para disimularlo, unas medidas de encorvamiento que son las que generan las molestias, sobre todo en las zonas cervical y dorsal alta. Si fuera por el peso, los hombres con una masa muscular elevada en los pectorales padecerían el mismo dolor”.

Además del dolor de espalda, otras razones por las que las mujeres se someten a una reducción mamaria son la aparición de eccemas o de intértrigo (inflamación de la piel en los pliegues de éste) en los surcos submamarios (la parte inferior del pecho, donde se junta con el comienzo del vientre), la excesiva presión y las marcas acusadas de los tirantes del sujetador en los hombros o las dificultades para la práctica de ejercicio físico.

Por todo ello, es frecuente que las pacientes lleguen a las consultas de los cirujanos plásticos derivadas por sus médicos de atención primaria o por otros especialistas como traumatólogos o reumatólogos. Existen, por otro lado, patologías como la denominada “hipertrofia mamaria virginal”, consistente en un crecimiento desproporcionado de una o ambas mamas en la pubertad o adolescencia, que, aunque benigna, hace recomendable una reducción.

En consecuencia, al ser de origen sanitario la mayoría de los motivos que llevan a las mujeres a este tipo de intervención, su reparto por franjas de edad resulta muy equilibrado y alcanza incluso a pacientes de más de 60 años, a diferencia de los aumentos de mama, que se concentran, sobre todo, en los tramos comprendidos entre los 18 y los 44 años.

Desde el punto de vista quirúrgico, las intervenciones de reducción mamaria conllevan la extirpación de partes de la glándula mamaria y de grasa y la recolocación del tejido sobrante. Van acompañadas mayoritariamente de intervenciones complementarias de elevación del pecho, cuyo objetivo es la reubicación de las areolas y los pezones. Su duración oscila entre las dos y las cuatro horas, dependiendo del volumen del tejido a extirpar, se efectúan con anestesia general y su postoperatorio es cómodo e indoloro al no afectar en ningún momento a los músculos pectorales.

“Por su condición de intervención quirúrgica -apunta el Dr. Cristino Suárez, presidente de la SECPRE-, las pacientes deben asegurarse de que la reducción mamaria se realice exclusivamente en un quirófano de un centro hospitalario o una clínica y de que el profesional que se la practique tenga la correspondiente titulación oficial de especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, cuya obtención requiere, entre otras cosas, un periodo de residencia de cinco años”.

Fuente: http://secpre.org/noticias/251-el-dolor-de-espalda,-la-causa-detrás-de-las-intervenciones-de-reducción-de-mamas,-más-que-la-influencia-de-celebridades-o-modas

Fotografía obtenida desde: http://wallpapers2015.mobi/breast-reduction-before-and-after-d-to-b-photo/

Enfrentarse a una mastectomía

Publicado en: Consejos | 0

POR DÀLIA R. BONET

A raíz de la doble mastectomía a la que se sometió la actriz estadounidense Angelina Jolie hace unos meses se está hablando más que nunca de este tipo de intervenciones y, especialmente, sobre la decisión de operarse de forma preventiva.

Tal vez tu misma te hayas preguntado “¿qué haría yo en su situación?” “¿me operaría de los dos pechos si supiera que tengo altas probabilidades de padecer cáncer de mama?”

Hablamos con Carmen Guillen, coordinadora de la sección de Cáncer Hereditario de la Sociedad Española de Oncología Médica y oncólogo médico del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid para resolver dudas al respecto.

¿Por qué se realiza un mastectomía?

Una mastectomía profiláctica se realiza por el riesgo que padece una mujer de desarrollar un cáncer, habitualmente porque se ha detectado una mutación en sus genes. Por tanto nunca se debe considerar una “urgencia”, puesto que es un acto preventivo para evitar que aparezca un cáncer en el futuro en una mujer que ese momento está sana.
Antes de someter a una mujer a una mastectomía profiláctica, se le deben realizar pruebas de imagen, mamografías y/o resonancia magnética, para saber que no tiene un cáncer de mama en ese momento. Si en esas pruebas se detectara cáncer, la cirugía ya no sería profiláctica, estaríamos realizando una cirugía para el tratamiento del cáncer.
Se puede dar la circunstancia en la que una mujer portadora de una mutación en los genes de susceptibilidad a cáncer de mama (genes BRCA1 y BRCA2) sea diagnosticada de un cáncer de mama, y en este caso considerarse la realización de cirugía de la mama afectada para el tratamiento de su cáncer de mama y una cirugía profiláctica de la mama contralateral, y que ambas cirugías se realicen simultáneamente, en el mismo acto quirúrgico. En esta circunstancia, la necesidad de que se realice la cirugía en un plazo de tiempo breve ( “urgente” ) lo marca el diagnóstico del cáncer de mama, no la cirugía profiláctica de la otra mama.

¿Cuándo debe hacerse la mastectomía preventiva?

La mastectomía preventiva o profiláctica se considera una opción en las mujeres portadoras de una mutación en los genes BRCA1 y BRCA2. El riesgo de cáncer de mama en las mujeres portadoras de una mutación en estos genes se estima que es mucho más elevado que en el resto de la población, pudiendo llegar a ser del 50 al 80% de riesgo a lo largo de la vida.

“Una mujer portadora de una mutación en los genes también puede ser diagnosticada de cáncer de mama, entonces se le practicaría una doble cirugía ”

Toda persona en la que se sospeche por sus antecedentes familiares de cáncer puede ser portadora de una mutación en estos genes o tener un síndrome hereditario de cáncer debe remitirse a una Unidad de Consejo Genético en Cáncer o una Unidad de Cáncer Familiar, desde donde se le realizará un asesoramiento adecuado.
Entre las características que hacen sospechar un síndrome hereditario de cáncer de mama y ovario se encuentran las siguientes:
– Cáncer de mama diagnosticado con menos de 30 años.
– Cáncer de mama bilateral, con al menos uno de los dos cánceres diagnosticado antes de los 40 años.
– Cáncer de mama y ovario en una misma paciente.
– Dos casos de cáncer de mama en familiares de primer grado, uno de ellos diagnosticado antes de los 50 años.
– Dos o más casos de cáncer de ovario en familiares directos.
– Un caso de cáncer de mama y otro familiar directo con cáncer de ovario.
– Un caso de cáncer de mama en un varón y otro familiar directo con cáncer de mama y/o cáncer de ovario.
– Familias con 3 o más casos de cáncer de mama, al menos dos de los casos en familiares de primer grado, y en el mismo lado de la familia (por línea materna o paterna).

Si por genética se determina que una mujer tiene altas posibilidades de sufrir cáncer de mama, ¿se recomienda la mastectomía o existen otras opciones? ¿hay alternativas?

En una mujer con un síndrome hereditario de cáncer de mama y ovario por ser portadora de una mutación en los genes BRCA1 y BRCA2, se suelen plantean dos alternativas preventivas:
– La primera es realizar un seguimiento adecuado a su mayor riesgo de padecer cáncer, que se realiza con mamografías y resonancia magnética, comenzando este seguimiento a una edad precoz respecto a la población general, habitualmente a partir de los 25 años o 10 años antes del primer diagnóstico de cáncer en la familia. Esta estrategia de seguimiento intenta detectar precozmente si aparece alguna lesión sospechosa.
– La segunda es realizar cirugías profilácticas para evitar la aparición de cáncer. Entre las cirugías profilácticas que se realizan en estas mujeres portadoras de mutación están la mastectomía profiláctica y la salpingo-ooforectomía profiláctica (extirpación de las trompas y de los ovarios). Las cirugía profilácticas reducen el riesgo de padecer cáncer. La mastectomía profiláctica puede reducir el riesgo de padecer cáncer en más del 90% respecto al riesgo basal de la mujer. La salpingo-ooforectomía profiláctica puede reducir el riesgo de cáncer de ovario y de trompas, pero en mujeres premenopáusicas también reduce el riesgo de cáncer de mama en un 50% respecto al basal de la mujer.

¿Cómo es la vida después de la reconstrucción de mamás?
La mastectomía profiláctica supone un cambio en la imagen corporal de la mujer. Se trata de una cirugía definitiva, dado que se extirpa el órgano, por lo que la mujer debe estar muy bien asesorada por un equipo con experiencia y multidisciplinar, desde el inicio de todo el proceso, incluso antes de realizarse el estudio genético. En general, la cirugía profiláctica, llevada a cabo por un equipo experimentado, suele ser muy exitosa y la mayoría de las mujeres se encuentran satisfechas tras la misma.

———————————————————————————————-

Fuente: http://www.womenshealth.es/salud/articulo/enfrentarse-a-una-mastectomia

Entérate sobre la importancia de usar faja tras una abdominoplastia o liposucción

Publicado en: Consejos, Noticias | 0

El uso de una faja corporal, tras un procedimiento de contorno corporal es determinante para obtener resultados exitosos. Descubre cuáles son las ventajas de usar este tipo de prendas y por qué resultan tan beneficiosas si se utilizan adecuadamente durante la fase postoperatoria.

Es una prenda con una banda que combina tejido elástico y tela, la cual se coloca extendida alrededor de una zona del cuerpo para ejercer presión constante.

Estas prendas vienen en una gran variedad de formas y están diseñadas según el tipo de curación que se requiera. Por ejemplo, una persona que se haya sometido a un tummy tuck puede usar una prenda de una sola banda que vaya alrededor de su abdomen, al estilo de un cinturón.

Las fajas corporales, también conocidas como prendas de compresión ayudan a que la recuperación, tras una cirugía de contorno corporal, sea más fácil y se acelere el proceso de curativo.

Estas prendas son muy recomendadas, para la fase postoperatoria de procedimientos como la abdominoplastia, en donde se busca eliminar el exceso de piel abdominal o tras una liposucción,  cuyo objetivo es erradicar la grasa sobrante en zonas específicas del cuerpo.

El tiempo de duración del uso de una faja depende, en gran medida, del progreso de la recuperación y sobre todo, de las instrucciones del cirujano plástico.

Por lo general, las prendas de compresión se usan entre una y nueve semanas después de la cirugía, sin embargo, será el cirujano plástico quien definitivamente indique cuál debe ser el tiempo exacto del uso de este tipo de prendas.

Los beneficios de utilizar faja

 – Una prenda de compresión hace que los vendajes y apósitos quirúrgicos se mantengan en su lugar, permitiendo que las incisiones permanezcan protegidas y limpias en las primeras etapas de la cicatrización. De esta manera, se reduce el riesgo de infección.

– La compresión de una faja en el área quirúrgica minimiza el movimiento de los tejidos comprometidos en la cirugía, permitiendo  que los pacientes permanecen cómodos, mientras se encuentran quietos o en movimiento.

– Ayuda a reducir hematomas e hinchazón, debido a que la compresión de la faja optimiza la circulación de la sangre y reduce la retención de líquidos.

– Hay una reducción del riesgo de complicaciones, sobre todo tras cirugías de  contorno corporal, en las que los pacientes se enfrentan a un riesgo de aparición de líquido alrededor de la zona operada, lo que puede resultar en un hematoma, seroma o linfedema. En otras palabras, las prendas de compresión promueven el paso correcto de fluidos.

– Se reduce el riesgo de padecer irregularidades en la superficie de la piel, tales como ondulaciones y protuberancias. Pues el uso de una faja en una zona tratada quirúrgicamente, como puede ser el abdomen, ejerce a una presión uniforme sobre el área, mejorando la adherencia de la piel y la curación.

– El control de la contracción de la piel es otro de los beneficios que proporciona el uso de las fajas, pues tras el envejecimiento la piel pierde elasticidad y después de cualquier cirugía plástica que implique extraer grasa debajo de la piel puede dejar como resultado una piel floja.

———————————————————————————————————-

Fuente: http://guiacirugia.com/blog/entrate-sobre-la-importancia-de-usar-faja-tras-una-abdominoplastia-o-liposuccin

Por Equipo Guía Cirugía

Fotografía: http://www.leonisa.com/col/productos/faja-chaleco-leo-de-reduccion-para-hombres/

El corazón envejece de forma diferente en hombres y mujeres

Publicado en: Consejos | 0

El sexo del corazón importa. Cuando este órgano pertenece a las mujeres no envejece de la misma manera que cuando es de un hombre. Así lo revela un equipo de científicos de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (EEUU) después de analizar por resonancia magnética a cerca de 3.000 corazones adultos.

Según relatan los autores en su artículo, publicado esta semana en la revista Radiology, hasta la fecha, sólo se han observado los cambios que muestra el corazón con el paso del tiempo a través de ecografías, pero este es el primer trabajo que lo hace mediante resonancia magnética y con un seguimiento de 10 años. Esta tecnología, resaltan, “tiende a proporcionar imágenes más detalladas y, por lo tanto, información más fiable acerca de la estructura y la función del músculo cardiaco”.

 

En ambos sexos, una de las cuatro cámaras que componen el corazón, el ventrículo izquierdo (encargado de recibir la sangre de la aurícula izquierda y la impulsa a la aorta), se hace más pequeña con el tiempo. Como resultado, entra menos sangre en el corazón y, por lo tanto, menos se bombea al resto del cuerpo. Lo que ocurre es que se engrosan las paredes del ventrículo y el volumen de sangre contenido en la cámara es menor.

Sin embargo, este proceso difiere en hombres y mujeres. Tal y como demuestra la nueva investigación, en los varones, el músculo que rodea esta cámara cardiaca se hace más grande y más gruesa con la edad, mientras que en las mujeres, el tamaño se reduce, o como mucho se mantiene.

“Un músculo cardiaco más grueso sumado a un menor volumen en la cámara del ventrículo izquierdo auguran un mayor riesgo de insuficiencia cardiaca relacionada con la edad”, argumenta el investigador principal John Eng, profesor asociado de Ciencias Radiológicas en la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins.

La insuficiencia cardiaca es una condición cuya prevalencia en España es del 5% y supone un problema sanitario de primer orden. Se caracteriza por la flacidez gradual, el debilitamiento del músculo del corazón y la eventual pérdida de la capacidad de bombeo. Para reducir el riesgo, los cardiólogos suelen recetar medicamentos diseñados para disminuir el espesor del músculo del corazón y aumentar así el rendimiento cardiovascular.

 

Pero, en vista de los resultados de la Johns Hopkins, si en las mujeres el tamaño del músculo del corazón tiende a decrecer o mantenerse, este tratamiento no ofrecería el mismo beneficio a la hora de reducir el riesgo de insuficiencia cardiaca.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron imágenes por resonancia magnética realizadas en casi 3.000 adultos (en seis hospitales de EEUU) cuyas edades oscilaban entre los 54 y los 94 años, sin enfermedades preexistentes del corazón. Se sometieron a esta prueba al inicio del estudio y una década después (en 2002 y en 2012).

La resonancia magnética proporcionaba a los científicos imágenes en tres dimensiones del interior y el exterior del corazón, lo que les permitía determinar el tamaño y el volumen del músculo cardiaco. Estas medidas junto con otras permitieron calcular también el peso de este órgano.

El estudio es parte de un proyecto en curso, a largo plazo, llamado el Estudio Multiétnico de Aterosclerosis (MESA) que está siguiendo casi a 7.000 hombres y mujeres de diferentes orígenes étnicos de EEUU con el objetivo de determinar factores que precipitan la enfermedad en adultos sanos.

Tras 10 años de seguimiento, el peso de la cámara del ventrículo izquierdo aumentó un promedio de ocho gramos en hombres, mientras que en mujeres disminuyó 1,6 gramos. En cuanto al volumen del ventrículo, se redujo más en mujeres que en hombres (13 mililitros frente a 10 mililitros).

Las diferencias en el tamaño, volumen y capacidad de bombeo, aclaran los autores del estudio, se observaron independientemente de otros factores de riesgos como el peso corporal, la presión arterial, los niveles de colesterol, la práctica de ejercicio y el tabaquismo.

Este trabajo no explica las causas de las diferencias encontradas en el envejecimiento del corazón entre hombres y mujeres, pero los resultados, asegura Eng, arrojan luz sobre las distintas formas de insuficiencia cardiaca y apuntan, por lo tanto, la necesidad de desarrollar tratamientos más específicos en función del género que la sufre. “Ponemos sobre la mesa una demostración sorprendente de que las enfermedades del corazón pueden tener diferente fisiopatología en hombres y en mujeres, por lo que pueden requerir distintos abordajes”, remarca João Lima, profesor de Medicina y Ciencia Radiológica en la Universidad Johns Hopkins y director de imagen cardiovascular en el Instituto Vascular y del Corazón.

Esta “fascinante discrepancia”, señalan los científicos responsables, exige mayor investigación de cara a apoyar diferentes enfoques de tratamiento para los hombres y las mujeres con enfermedades del corazón.

———————————————————————————————————-

Fuente: http://www.seme.org/area_seme/actualidad_articulo.php?id=4357

Fotografías: http://womenpla.net/5-ultimate-reasons-for-a-woman-to-have-guy-friends/

http://classes.midlandstech.edu/carterp/Courses/bio211/chap18/chap18.html

¿Conoces la Rinomodelación no quirúrgica?

Publicado en: Consejos, Noticias | 0

¿Qué es?

Consiste en la corrección de irregularidades por defecto en el dorso de la nariz, mediante la inyección de sustancias con efecto masa, de alta densidad, para conseguir un perfil más recto.

Antes el médico estético debe realizar un estudio profundo y descartar los casos en la que la irregularidad sea debida a un exceso de dorso. El tratamiento requiere anestesia local y un vendaje posterior durante algunas horas. Pueden aparecer pequeñas inflamaciones y hematomas.

——————————————————————————————-

Fuente: http://www.seme.org/area_pac/tratamientos_detalle.php?t=rinomodelacion

La obesidad en la juventud podría dañar al corazón a largo plazo, incluso tras la pérdida de peso

Publicado en: Consejos, Noticias | 0

El riesgo de muerte cardiaca súbita seguía siendo más alto décadas después de que las mujeres hubieran perdido peso, encontró un estudio

Robert Preidt

Traducido del inglés: jueves, 26 de noviembre, 2015

MIÉRCOLES, 25 de noviembre de 2015 (HealthDay News) — Un estudio reciente revela que incluso si las mujeres jóvenes con sobrepeso u obesas pierden peso más adelante, el daño cardiaco relacionado con la obesidad podría persistir durante décadas.La investigación muestra que incluso las mujeres que ya no tienen sobrepeso siguen en un mayor riesgo de muerte cardiaca súbita más adelante en la vida.

“Es importante mantener un peso saludable durante toda la adultez como forma de minimizar el riesgo de muerte cardiaca súbita”, señaló en un comunicado de prensa de la revista JACC: Clinical Electrophysiology la autora líder del estudio, Stephanie Chiuve, profesora asistente de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard. El estudio fue publicado en la revista el 25 de noviembre.

En su investigación, el equipo de Chiuve siguió los resultados de más de 72,000 mujeres estadounidenses sanas entre 1980 y 2012. Las mujeres proveyeron información sobre su peso y estatura cuando tenían 18 años. Entonces, su índice de masa corporal (el IMC, un cálculo de la grasa corporal basado en el peso y la estatura) se revisó cada dos años durante el periodo del estudio.

Durante esos 32 años, hubo 445 muertes cardiacas súbitas, casi 1,300 muertes por enfermedad cardiaca, y casi 2,300 ataques cardiacos no letales, apuntaron los investigadores.

En comparación con las mujeres con un peso saludable en la adultez, el riesgo de muerte cardiaca súbito en los dos años siguientes era 1.5 veces más alto en las que tenían sobrepeso y 2 veces más alto en las obesas.

Y las mujeres que tenían sobrepeso o eran obesas a los 18 años o al inicio del estudio tuvieron un mayor riesgo de muerte cardiaca súbita durante todos los 32 años del estudio, independientemente de si habían perdido el peso excesivo o no.

Las mujeres que aumentaron mucho peso unos pocos años después (entre la adultez temprana y la media) también tenían un riesgo más alto de muerte cardiaca súbita, independientemente de su IMC a los 18 años, encontró el equipo de Chiuve. De hecho, las mujeres que aumentaron 44 libras (20 kilos) o más entre la adultez temprana y la media tenían casi el doble de riesgo de muerte cardiaca súbita, en comparación con las mujeres que permanecieron delgadas.

Los investigadores también encontraron que las mujeres con sobrepeso y obesas tenían un riesgo más alto de muerte por enfermedad cardiaca y de ataques cardiacos no letales, pero el vínculo entre el peso y esos riesgos fue más débil que el de la muerte cardiaca súbita.

El hecho de que los antecedentes de obesidad confieran un riesgo cardiaco a las mujeres que actualmente tienen un peso normal es interesante, dijo Chiuve.

Apuntó que “casi tres cuartas partes de todas las muertes cardiacas súbitas ocurren en pacientes que no se consideran de alto riesgo según nuestras directrices actuales”.

Dos expertos dijeron que más estadounidenses deben prestar atención a las advertencias que vinculan a la obesidad con los problemas del corazón.

“Los efectos de la obesidad sobre el corazón incluyen su influencia en el fomento de la diabetes, la hipertensión, la enfermedad de la arteria coronaria y las arritmias, además de la apnea obstructiva del sueño”, señaló el Dr. Kevin Marzo, jefe de cardiología del Hospital de la Universidad de Winthrop en Mineola, Nueva York.

“La pérdida de peso sigue siendo la piedra angular de la reducción del riesgo”, dijo.

El Dr. Mitchell Roslin es jefe de cirugía para la obesidad del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York. Se mostró de acuerdo en que el impacto de la obesidad “es multidimensional y afecta a todo el cuerpo”.

“Los resultados de este estudio son alarmantes y de verdad significan que se debe enfatizar la pérdida de peso y la buena condición física”, apuntó.

———————————————————————————————————————————————
Artículo por HealthDay, traducido por Hola Doctor

FUENTES: Mitchell Roslin, M.D., chief, obesity surgery, Lenox Hill Hospital, New York City; . Kevin Marzo, M.D., chief, division of cardiology, Winthrop-University Hospital, Mineola NY; JACC: Clinical Electrophysiology, news release, Nov. 25, 2015

Más allá del cáncer de mama: todo sobre el resto de tumores

Publicado en: Noticias | 0

Cada vez estamos más concienciadas con el cáncer de mama, ¿pero qué hay del resto de tumores? Aquí tienes un arsenal de información para que sepas cómo usar tus armas contra el enemigo.

Y es que, según el último estudio de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), después del cáncer de mama, el más frecuente en las españolas es el colorrectal, seguido del de cuerpo de útero, pulmón y ovario. Si quieres saber más, aquí tienes la radiografía de esta enfermedad en nuestro país.

Cáncer de colorrectal

Factores de riesgo

Se consideran, sobre todo, llevar una dieta rica en grasas y pobre en frutas y verduras frescas; ingerir ahumados; no realizar ejercicio físico; tener obesidad; sufrir pólipos neoplásicos (a mayor tamaño, más riesgo de degeneración maligna); y padecer enfermedades intestinales inflamatorias, sobre todo, la enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa. Es prioritario que conozcas tu historial familiar, ya que tu riesgo se duplica si a un pariente cercano se le ha diagnosticado este tipo de cáncer. Y, por último, pero no menos importante, ¡deja los vicios! Adiós alcohol y tabaco.

Cógelo a tiempo

Por suerte, los avances en los tratamientos y en las revisiones han disparado las tasas de supervivencia: “Con controles periódicos de videocolonoscopia se puede realizar un diagnóstico temprano y, entonces, hacer una cirugía curativa”, explica el doctor Aldo Riso, médico adjunto del Instituto Oncológico Dr Rosell en el Hospital Universitario Quirón Dexeus (Barcelona). Sin embargo, a menos que tengas un historial familiar alarmante, las colonoscopias no se recomiendan antes de los 50 años. Entonces, ¿cómo podemos identificarlo? Puede causar cambios en el hábito intestinal (estreñimiento, diarrea o ritmo alternante); y eliminación de moco y/o sangre en las heces. Además, puedes notar dolor abdominal o pélvico, disminución del apetito, cansancio y pérdida de peso. Aviso: no siempre aparecen síntomas y, a menudo, se diagnostica con programas de cribado o es un hallazgo casual al realizar otras exploraciones, que requieren, por ejemplo, un escáner de una zona próxima.

Algunos datos más…

Las tasas de supervivencia a cinco años son del 65% (en comparación con el 49% de hace casi cuatro décadas).

95%: Es el porcentaje de supervivientes en el estadio 0 del tumor.

Es el cáncer con mayor incidencia en ambos sexos, con un 15%

Casi 6.000 mujeres en nuestro país fallecen al año por cáncer colorrectal.

El 25% de los pacientes tiene un familiar que lo ha sufrido.

Cáncer de cuerpo de útero

Factores de riesgo

Como la causa real es desconocida, no hay una forma que se haya demostrado eficaz para prevenirlo. De todas maneras, para reducir el riesgo, intenta mantener una dieta de bajo contenido en grasa animal y en sal, controla tu peso y la presión sanguínea y ten un estilo de vida activo. ¿Te animas a cambiar el bus por la bici?

Cógelo a tiempo

El primer síntoma de este cáncer, en el 90% de los casos, es el sangrado vaginal anormal, aunque también puede haber dificultad o dolor al orinar, dolor durante el coito o molestias en la zona pélvica. Ante la mínima sospecha, no dudes en visitar a tu médico.

Es importante que no confundas el cáncer de cuerpo de útero (también llamado endometrial) con el de cuello de útero o de cérvix uterino. Este último muestra datos mucho más optimistas, gracias a avances como la vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH). Recientemente se ha aprobado una nueva vacuna, que protege contra nueve tipos de virus (antes lo hacía contra cuatro), con lo que se consigue una prevención de este cáncer cercana al 90%. El uso del preservativo y los controles periódicos con citología vaginal también son claves para proteger esta zona del útero.

Algunos datos más…

Es el cáncer más frecuente entre los tumores genitales femeninos.

5.121: Es el número de nuevos casos que se diagnosticaron en 2012 (cifras del último año de que dispone la SEOM).

+1.200: Son las españolas que fallecen al año por cáncer de cuerpo de útero.

A partir de los 50 años suben las posibilidades de padecerlo.

Cáncer de pulmón

Factores de riesgo

Especialmente, fumar o ser fumador pasivo. También es peligroso estar expuesto al asbesto, un mineral que se origina en muchos tipos de roca, y al radón, un gas natural inodoro que puede colarse en casa a través de las grietas de la pared. Asegúrate de que tu vivienda es “un dulce hogar” haciendo una inspección.

Cógelo a tiempo

“La forma más simple y efectiva de disminuir el riesgo de padecerlo es evitando el consumo de tabaco”, explica el doctor Riso. Así que por mucho glamour que creas que tienes sosteniendo el pitillo al estilo de Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes, ¡deja el vicio de una vez! Fumes lo que fumes es peligroso: las tasas de cáncer entre la gente que opta por cigarrillos light o bajos en alquitrán no son mejores que entre las personas que prefieren cigarrillos normales. En todo caso, conviene realizarse una prueba radiológica (tomografía axial computarizada). De esta manera es posible detectar de forma precoz el tumor, cuando es todavía pequeño y no ha mostrado síntomas. En esa fase mejoran notablemente las expectativas de curación. En cuanto a sus síntomas, ve al médico si tienes tos seca y/o tos con sangre, dificultad para respirar, cansancio o pérdida de apetito.

Algunos datos más…

En algunos países desarrollados, como EE.UU., se ha convertido en el cáncer más mortal en las mujeres, por delante del de mama.

5,7%: Es la incidencia registrada en 2012. Se diagnosticaron 4.935 nuevos casos.

Casi 3.700 españolas fallecen al año debido a esta enfermedad.

El 90% de los pacientes son fumadores.

80%: Es el porcentaje en el que ha aumentado la mortalidad por cáncer de pulmón en las españolas.

Cáncer de ovario

Factores de riesgo

Aunque no hay estudios concluyentes, existen investigaciones que apuntan a una dieta rica en grasa como uno de los peligros. También el uso excesivo de polvos de talco. E, igual que en el caso del cáncer de mama y el de útero, las mujeres que no han tenido hijos cuentan con más puntos para desarrollar la enfermedad. Curiosamente, la píldora anticonceptiva es preventiva. Pero, ¡ojo!, porque aumenta el riesgo de padecer cáncer de cuello de útero.

Cógelo a tiempo

El cáncer de ovario es difícil de diagnosticar precozmente, ya que apenas muestra signos en las etapas iniciales. Y, precisamente por eso, tiene una elevada mortalidad. Con todo, algunos de los síntomas son distensión abdominal progresiva, sensación repetida de plenitud con la comida, dolores pélvicos y/o abdominales que persisten y no tienen una explicación lógica, molestias al ir al baño y sangrado vaginal.

Al existir un factor hereditario, el doctor Aldo Riso vuelve a insistir en la importancia de realizar un análisis de las mutaciones en el gen BRCA. El resultado de este estudio genético puede ser determinante a la hora de tomar una decisión. En este tema, mujeres como Angelina Jolie se han convertido en todo un ejemplo a seguir. A la actriz se le detectó el gen defectuoso BRCA1 y decidió someterse a una doble mastectomía preventiva y a una cirugía para extirparse los ovarios y las trompas de Falopio, reduciendo así al máximo el peligro. La californiana recordaba en un artículo titulado Mi elección médica, publicado en The New York Times, que la vida te pone frente a muchos retos, pero que hay que ser fuertes para afrontarlos. Así que no te lo pienses, y si te da un poco de respeto hacerte la prueba, apúntate a la valiente filosofía de vida de la intérprete: mira al destino a los ojos y haz todo lo que esté en tu mano para regatear al cáncer y marcarle un gol por la escuadra.

Algunos datos más…

Más de 1.870 españolas fallecen al año por cáncer de mama.

Sólo entre un 5-10% de los cánceres de ovario son hereditarios.

Es el tercer cáncer más frecuente del aparato reproductor femenino, pero el más mortal.

3,7%: Es el porcentaje de incidencias que se registraron en 2012. Es decir, ese año se diagnosticaron 3.236 nuevos casos.

La cita: “La vida tiene muchos desafíos. Los que no deben asustarnos son aquellos que se pueden asumir y en los que se puede tomar el control”. Angelina Jolie, actriz.

Pero después de leer toda esta información, recuerda que muchos de los síntomas descritos no son solo indicativos de un posible tumor, así que don’t panic! De todas formas, ante la mínima sospecha, hazte un chequeo.

———————————————————————————————————-

Fuente:

Gijón, María

http://www.womenshealth.es/salud/articulo/mas-alla-del-cancer-de-mama-todo-lo-sobre-el-resto-de-tumores/5

1 2 3