Los rellenos faciales se usan para corregir pequeñas imperfecciones, corregir agujeros, reemplazo de hueso, cicatrices profundas, deformidades o grandes depresiones en el rostro.

El Ácido Hilaurónico se encuentra en todo ser humano; por esta razón no genera ningún rechazo o alergia al paciente. El ácido hialurónico utilizado en los rellenos es obtenido en laboratorio, es decir, es sintético.

Es un producto ideal para colocar en las pequeñas imperfecciones del rostro como en los labios, entrecejos, alrededor de la boca o en arrugas finas de la frente.

En este vídeo hay una breve explicación sobre cómo se hace el procedimiento de relleno facial.