Son varias las causas que pueden provocar que la cara interna de los muslos presente flacidez. Cómo por ejemplo: el propio paso del tiempo, una pérdida de peso o la falta de ejercicio. Con frecuencia, la zona de aductores y abductores se descuelga y presenta acumulación de grasa que se puede corregir mediante cirugía.

El lifting de piernas ayuda a reformar los muslos, reduciendo el exceso de piel y en algunos casos grasa, resultando en una piel más suave y contornos mejor proporcionados de los muslos y parte inferior del cuerpo. Se tensa la piel hacia arriba y se anclan los tejidos al músculo para que tarden en volver a descolgarse.

Cuando una persona adelgaza puede que cree un exceso de piel que cuesta mucho trabajo deshacerse de él por mucho ejercicio que la persona esté haciendo. Esta cirugía se encarga de eliminar ese exceso y devolverle la tensión a la piel de los muslos.


PASOS DE LA CIRUGÍA

PASO 1: ANESTESIA

Se le suministran medicamentos (anestesia local y sedación) al paciente para su comodidad durante la cirugía. El Doctor Preuss y su equipo le recomendará el mejor medicamento al paciente.

PASO 2: INCISIÓN

Las incisiones varían de lugar, dependiendo del área que se vaya a tratar. Una técnica común para hacer la incisión del Lifting de piernas es en la entrepierna. Se estira la piel, dándole mejor forma y tensión y se elimina el exceso de piel. Otra técnica común utilizada para la corrección del muslo externo es en el pliegue que existe entre la entrepierna y la cadera. Se llevan a cabo en estos lugares para que la incisión no sea notoria cuando la herida sane.

 

 

Incisión de muslo interno

 

 

Incisión de muslo externo

PASO 3: DISFRUTE LOS RESULTADOS

Los resultados son inmediatos y se puede ver la piel suave y tensa en el contorno de los muslos. Puede regresar a su vida normal en 5 días a una semana.

– Las imágenes fueron obtenidas de ASPS (American Society of Plastic Surgeons)