La diferencia entre una mini abodminoplastía y una abdominoplastía tradicional es que en la mini abominoplastía se dirige totalmente al exceso de grasa y piel arriba del área púbica, lo que implica una cicatriz más pequeña y una recuperación más rápida. El exceso de grasa y piel es más común en mujeres después del embarazo y cesáreas y lamentablemente aunque la persona tenga una rutina de ejercicio estricta, no se eliminará ese exceso.

Hay varios beneficios asociados con una mini abdominoplastia. La primera es que es un procedimiento menos invasivo que una abdominoplastia tradicional, lo que significa que el período de recuperación es más rápido para el paciente.

Otros beneficios son:

  • Cicactrices más pequeñas
  • No se necesita re-posicionar el ombligo
  • Hay una mayor cantidad de personas que sí son candidatas a este procedimiento, ya que las cicatrices de cirugías anteriores no les permitían llevar a cabo una abodminoplastia tradicional
  • Más económico que una abdominoplastía tradicional

Para los pacientes que no necesitan moldear su cuerpo arriba del ombligo y no tienen mucho exceso de grasa, la mini abodminoplastia es ideal.


¿Soy candidadto para una Mini Abdominoplastia?

Los mejores candidatos son los pacientes que tienen exceso de piel y grasa en el área debajo del ombligo. Mujeres que tienen una pequeña bolsa arriba de su cicatriz de cesárea son candidatas ideales. También las personas que tienen un cuerpo delgado pero quieren moldearlo para verse más atractivo. El paciente también debe tener buen tono muscular en los abdominales y gozar de buena salud.

Otros requisitos que los pacientes deben tener:

  • Peso estable
  • Buen tono de piel y elasticidad
  • Poca piel abdominal que se debe eliminar
  • Expectativas realistas de la cirugía

Gozar de buena salud es muy importante ya que de esto depende la recuperación y sanación del cuerpo después del procedimiento.