¿Qué es el traslado de grasa?

Los términos “inyeccion de grasa”, “transferencia de grasa” o “implantes de grasas” todos se refieren al proceso de eliminar grasa de áreas del cuerpo en donde hay exceso de grasa y trasladar grasa purificada en otra área o áreas del cuerpo. El objetivo de la transferencia de grasa es dar volumen y forma al área que recibe la grasa. La grasa puede ser transferida al rostro, labios, glúteos, pechos o manos. Con el rostro, la grasa puede transferirse a las mejillas, labios, mandíbula, debajo de los ojos.

Los 3 componentes de la transferencia de grasa son:

  • Extraer la grasa mediante liposucción
  • Procesar, centrifugar y purificar la grasa
  • Re-inyectar la grasa

¿Qué puedo esperar del traslado de grasa al rostro?

La grasa trasnferida de otras áreas del cuerpo hacia el rostros va a levantar la estructura en general y también mejorará la apariencia de la piel. Los pacientes que desean transferir grasa a sus rostros generalmente tienen estos síntomas:

  • Arrugas y pequeñas líneas
  • Bolsas debajo de los ojos o círculos oscuros
  • Líneas y arrugas en la frente
  • Mejillas hundidas
  • Apariencia de cansancio

¿Cómo se lleva a cabo la transferencia de grasa?

Las inyecciones de grasa pueden llevarse a cabo con anestesia local o general. Mediante finas cánulas la grasa se extrae de, comúnmente, el abomen, caderas, piernas, espalda baja o abomen bajo. Estas áreas se llaman “áreas donantes”. Luego la grasa se centrifuga y purifica para utilizarla e inyectarla en el área deseada.

Recuperación

En los primeros días el paciente siente incomodidad y frecuentemente, hinchazón inmediatamente después del procedimiento. La grasa inyectada se reduce un 40% ya que el cuerpo la absorbe y desecha. La recuperación depende el procedimiento pero aproximadamente se necesitan 7 días para recuperarse.