La vaginoplastia es un procedimiento en el cual un cirujano refuerza los músculos de la vagina y disminuye el diámetro. Haciendo esto, se mejora el tono muscular, queda más estrecha la pared vaginal y se da mejor elasticidad.

La causa más grande de la flojedad vaginal es el parto, ya que el diámetro de la vagina se agranda y queda la sensación de flacidez. Esto se nota cuando la mujer ya no siente la misma capacidad para alcanzar orgasmos vaginales ya que no se siente la fricción durante el coito.

La vaginoplastia da como resultado una experiencia mucho más placentera para la mujer y su pareja durante las relaciones sexuales. Se puede regresar a la vida cotidiana en 7 días.